Jabón para piel delicada

Comprar jabones para pieles delicadas

Elaborado con aceites de oliva virgen extra, coco, palma, onagra, borago, girasol, maíz, ácido esteárico, cera de abeja y manteca de karité. Sus aceites esenciales son lavanda francesa y arbol del té. El agua que se utiliza para su elaboración está infusionada en manzanilla.

El aceite de onagra o prímula ayuda en los picores y sequedades de los eccemas, psoriasis, etc.. Reduce las espinillas y estimula la circulación capilar evitando su enrojecimiento por lo que se reduce el dolor. Ayuda en: la psoriasis por su efecto desinflamatorio al aumentar la circulación a nivel de la piel aplicar sobre la lesión de psoriasis disminuye el ardor y comezón, en los eccemas, sobre todo el atópico.

Su aplicación durante 3 o 4 meses resulta muy positivo para reducir el picor, la sequedad e impedir que la piel se descame con tanta facilidad, reduce las espinillas, los granos y las inflamaciones en general del acné. Esta propiedad se produce por la capacidad de su aceite en diluir la acumulación de grasas en los poros de la piel, lo que impide que estos se bloqueen y aparezcan los defectos de la misma que caracterizan al acné. La capacidad del Omega-6 para retener humedad en la piel resulta muy adecuada en el tratamiento de las pieles secas.

Más beneficios para pieles delicadas

El aceite de borago o borraja contiene componentes estructurales importantes de la piel. Su aplicación comporta reducción de arrugas, alivio de piel irritada, reducción de la formación de grasa en glándulas sebáceas sobre todo en pieles mixtas, reducción de la caspa, mejora de la circulación capilar, reducción de la pérdida de colágeno, regenera la piel y ayuda en el crecimiento de las uñas, y actúa sobre la sequedad de la piel. Reduce la pérdida de agua a través de la piel y reduce arrugas.

El aceite esencial de lavanda está recomendado para la relajación que se necesita en situaciones de estrés o cuando no se concilie el sueño. Tiene propiedades antisépticas y cicatrizantes. Es muy hidratante y complementa la acción de los aceites implicados en la fórmula.

El aceite esencial de árbol del té es un antiséptico por excelencia. Se utiliza en problemas de piel grasa, dermatitis, herpes y eccemas. Tiene efecto cicatrizante en picaduras de insectos, herpes, varicela, quemaduras y golpes. Es utilizado como antiséptico general incluso en la pediculosis.