Jabón para la cara

¿Cómo elegir un jabón para la cara?

Con tantos productos y herramientas para el cuidado de la piel en el mercado hoy en día, puede ser confuso tratar de decidir cuál es el mejor jabón para la cara. ¿Debería elegir un jabón en barra o un jabón líquido? ¿Una solución espumante o una solución no espumante? ¿O debería utilizar una toallita facial?

Hasta hace poco, las únicas opciones que tenías en cuanto a limpiadores faciales eran jabones en barra y cremas frías. Ahora, hay pasillos enteros dedicados a diversas opciones de limpieza facial. Estos son algunos de los consejos que pueden ayudarte a descubrir qué tipo de limpiador facial es mejor para tu piel.

La importancia de la limpieza facial

La limpieza facial es importante porque la cara tiene tantas glándulas sebáceas que la piel de la cara es más grasa que la de otras partes del cuerpo. Además, cuando se aplican cosméticos u otros productos que crean una película sobre la piel, estas glándulas pueden atrapar contaminantes del medio ambiente como el polvo y el humo del tabaco. Así que asegúrate de lavarte la cara dos veces al día, una por la mañana y otra antes de acostarte. Y las mujeres que usan maquillaje durante el día deben asegurarse de limpiarse todo el maquillaje cada noche antes de lavarse la cara.

jabon para la cara

La clave es la delicadeza

Puede ser que tengas una inclinación natural a lavarte la cara de forma agresiva, pensando que te ayudará a deshacerte del aceite y la suciedad y a mantener la cara limpia. Pero, en realidad, eso no es cierto. Antes de que te frotes la cara con fuerza, debes saber que la piel de tu cara es muy delicada. La capa superior de la piel de la cara, el estrato córneo, tiene menos capas celulares que cualquier otra parte del cuerpo excepto los genitales. Esta capa delgada hace que la piel se irrite más fácilmente.

Cómo elegir el mejor jabón para la cara
Estas son algunas pautas a tener en cuenta al mirar por los pasillos de una tienda en busca del mejor jabón para tu cara.

  • Usa algo hecho para la cara: No utilices para tu cara el mismo jabón que utilizas para tu cuerpo, incluso si estás usando un limpiador líquido para tu cuerpo. Si estás usando un jabón en barra en tu cuerpo, no te lo apliques también en la cara. Los jabones faciales están diseñados específicamente para la piel sensible del rostro, e incluso el jabón corporal más suave es demasiado duro para la cara.
  • Empieza con algo suave: Usa el limpiador más suave que elimine el aceite y los residuos.
  • Elige algo que no sea espumoso: Los limpiadores espumosos se ven y se sienten frescos, pero contienen ingredientes que pueden irritar tu piel, especialmente si tienes una piel sensible o seca.
  • Considera el uso de una toallita facial: Ni siquiera tienes que usar un jabón en la cara si usas un paño facial porque el jabón ya está integrado en el paño. La toallita facial también exfolia, ayudándote a eliminar las células muertas de la piel que pueden obstruir tus poros y causar acné.
  • Piensa en tu tipo de piel: Algunos limpiadores están diseñados para pieles secas, mientras que otros están diseñados para pieles grasas y propensas al acné, así que si un limpiador regular no lo está cortando, prueba algo que sea más específico para tu tipo de piel. Y si eso no funciona, pide una cita con un dermatólogo (un médico que se especializa en el tratamiento de la piel) para obtener más consejos.

¿Dónde comprar?

Aquí te dejamos nuestras recomendaciones: