Jabón del mar muerto

Comprar jabones de barro del mar muerto

Su composición es aceite de oliva virgen extra donde hemos macerado caléndula durante al menos 6 meses y aceites de coco, palma, girasol, estearina de palma y cera blanca de abejas.

Carece de aceites esenciales porque buscamos nutrir a través de los barros del Mar muerto que se añaden al jabón: son ricos en hierro, magnesio, cloruro de calcio, sodio y potasio.

La caléndula está destinada sobre todo para aplicaciones tópicas, ya que alivia quemaduras solares de primer grado, quemaduras leves que se producen por ejemplo en la cocina, barbacoas… se utiliza para aliviar y sanar rasguños, arañazos, úlceras en la piel. Alivia el dolor y reduce la inflamación provocado por las picaduras de insectos.

Más beneficios del jabón de barro del mar muerto

Posee efecto antimicrobiano, se utiliza también para reducir verrugas y callos. Sirve también para tratar los granos, en urticarias, dermatitis seborreica y acné juvenil. Ayuda a desinfectar y cicatrizar las heridas, alivia el picor, reduce hematomas y rebaja la hinchazón.

Posee poder astringente, ayudando así a cicatrizar las heridas. Sirve para tratar las pieles irritadas, pieles prematuramente envejecidas, para labios secos o agrietados. También para la piel delicada del bebé.

La caléndula combate la infección por hongos, como el pie de atleta y la candidiasis. Cuando hay inflamación de encías, gingivitis, faringitis, vulvovaginitis, etc., se obtienen muy buenos resultados, y también para aliviar la hipersensibilidad en los senos y dolor en los pezones.