Jabón de laurel

El jabón de laurel es uno de los jabones naturales más valorados del mundo. Viene de la región de Alepo, en Siria. A pesar de la guerra que se está librando, la fabricación de jabón ha continuado en la zona. De hecho, debido a los recientes acontecimientos, la compra de jabón de laurel ha aumentado, especialmente en el mercado occidental.

⬇ LINKS DE COMPRA ⬇

(#1) Con 4️⃣0️⃣% de aceite de laurel(#2) Con 1️⃣6️⃣% de aceite de laurel(#3) Versión líquida 💧

Para los ahorradores.

Cómo se hace el jabón de laurel

El jabón de laurel se se puede elaborar con dos procesos distintos: caliente y frío. La fabricación tradicional de jabón utiliza el proceso en caliente, que incluye la colocación del aceite de oliva en un recipiente grande junto con lejía y agua. Debajo del recipiente hay un fuego subterráneo que hace hervir todo. Hierve durante tres días completos. A medida que los ingredientes reaccionan juntos, formando un líquido más espeso parecido al jabón.

Al final del proceso, se añade el aceite de laurel. Después de mezclar, se transfiere a una hoja grande de papel encerado en el suelo. En este punto, el jabón es aplanado y verde. Se tarda alrededor de un día en enfriarlo y dejarlo endurecer. Mientras se enfrían, las tablas de madera se atan a los pies de los trabajadores. Luego pasan por encima del jabón para alisarlo e igualar el grosor.

Cortan el jabón en cubos y lo apilan en cilindros para permitir la exposición al aire. Después del secado, se colocan en una cámara subterránea donde envejecen de 6 a 12 meses. Durante este tiempo, se descompone el contenido alcalino libre del jabón. La humedad se reduce, produciendo un jabón duro y duradero. Finalmente, el color se convierte en oro pálido por fuera – y permanece verde por dentro.

Los jabones de laurel más modernos utilizan el proceso en frío. Tienen aceites de oliva y de laurel, mezclados con diferentes aceites esenciales y hierbas.

jabon de laurel

Breve historia del jabón de laurel

Todavía es desconocido el lugar donde el jabón de laurel se originó por primera vez. Hay afirmaciones sobre su antigüedad, aunque no están confirmadas, que dicen que fue utilizada por la reina Cleopatra (Egipto) y la reina Zenobia (Siria). Se cree que el proceso vino de la región de Levante, donde se encuentra Alepo, y se extendió hacia el oeste después de las Cruzadas.

Hoy en día, la mayor parte del jabón de laurel -especialmente los fabricados con un 16% de aceite de laurel- se exporta a Asia oriental y Europa.

Beneficios del jabón de laurel

No importa de dónde venga realmente, todos estamos de acuerdo en que el jabón de laurel tiene muchos beneficios. Aquí los tienes:

Suave para la piel e hidratante

Debido al contenido de aceite de oliva, el jabón es hidratante y muy suave para la piel. El aceite de oliva tiene antioxidantes que restablecen el equilibrio del pH en la piel. Las propiedades antiinflamatorias ayudan a combatir la irritación de la piel, haciéndola perfecta para pieles sensibles.

Propiedades antibacterianas

El jabón de laurel es seguro para todo tipo de pieles. Más importante aún, es ideal para la piel con acné, herpes, eczema, psoriasis, dermatitis bacteriana, infecciones micóticas, caspa y dermatitis seborreica debido al contenido de aceite de laurel.

Propiedades antivirales y antimicóticas

Además de las propiedades antibacterianas, el jabón de laurel también contiene propiedades antivirales y antifúngicas. Esto se debe al aceite de laurel, procedente de la planta de Laurus nobilis, que se utilizaba como remedio para estos problemas cutáneos.

Dónde comprar jabón de laurel

Hay muchos lugares diferentes para conseguir jabón de laurel hoy en día. Nuestras recomendaciones se encuentran al inicio de este post. ¡Qué los disfrutes!