Jabón de laurel

Comprar jabones de laurel

Este jabón está elaborado con aceites de oliva virgen extra de primera presión en frío de cultivo ecológico certificado, aceite de bayas de laurel y vitamina E (alfatocoferol). Podemos decir que es un jabón elaborado a través del proceso en frío similar al jabón de Alepo.

El Aceite de Oliva es rico en proteínas, minerales y vitaminas, además de los ácidos grasos esenciales, principalmente el ácido alfalinoleico. Es fundamental para la piel deshidratada o irritada y para la prevención de estrías o cicatrices. Es antioxidante, protege la piel de los efectos dañinos de los radicales libres y retrasa el envejecimiento de la piel. También se utiliza como humectante para mantener la piel elástica hidratada y lisa.

jabon de bayas de laurel

El aceite de oliva tiene una textura más espesa y penetra más fácilmente en los tejidos de la piel, provocando una hidratación más profunda. También es considerado un antioxidante natural, porque este aceite es muy rico en oligoelementos y en vitamina E, lo que ayuda a mejorar la textura de la piel y a eliminar arrugas.

Combinamos el aceite de oliva con el aceite de bayas de laurel para potenciar sus propiedades nutricionales, hidratantes y regenerativas.

El aceite de laurel está recomendado como ingrediente en los jabones para pieles sensibles y con problemas como acné, eccema, micosis, psoriasis. Por sus cualidades antisépticas, puede ser utilizado incluso como jabón íntimo. Alivia la piel y regula el exceso de sebo.

Tiene un uso adecuado en el tratamiento externo de la piel contra afecciones causadas por hongos. El ácido acético tiene propiedades fungicidas, bactericidas y regeneradoras de la piel. Se emplea en casos de quemaduras, abscesos, acné, eccema, psoriasis, costra láctea, etc.

Para el cabello, se utiliza en casos de caspa, seborrea, caída del cabello. Es utilizado en casos leves de reumatismo por las propiedades antiinflamatorias del alfa-pineno y beta-pineno.

Precaución: Debido a las lactonas, puede producir dermatitis de contacto, o fotosensibilización. No se debe usar durante periodos prolongados de tiempo.

Más beneficios del jabón de bayas de laurel

El aceite de laurel es antibiótico y antifúngico; nutre, suaviza, refresca y limpia la piel mientras actúa como un antiséptico.

Es especialmente recomendado para pieles sensibles y dañadas.

En Siria, el laurel se ha utilizado durante siglos en la elaboración del jabón de Alepo.

Este jabón promueve la cicatrización de heridas, es eficaz contra las picaduras de insectos y se utiliza en enfermedades de la piel, como alergias, irritación, dermatitis, eccemas, psoriasis, acné, herpes, etc.

Algunas de las propiedades beneficiosas de este jabón se deben a sus componentes: suaviza la piel, la hidrata y además elimina las toxinas, este jabón está recomendado para personas con piel sensible.

Otro de los benéficos que posee este jabón son sus propiedades medicinales las cuales son anti inflamatorias, antioxidantes y naturales, porque este jabón se compone de aceite de laurel, y además de agua mineral de manantial.

Puntúa esta página