Tienda de jabones online

Si estás buscando un jabón que mime tu piel tanto como una sábana de seda, estás en la tienda indicada. Podrás escoger jabones de nuestro extenso catálogo. Pero si quieres ver cuales son los 5 jabones más vendidos por internet, no te los pierdas:

Los mejores jabones para tu piel

El jabón es un producto para la limpieza hecho de ingredientes naturales que pueden incluir tanto productos de origen vegetal como animal, incluyendo artículos como: grasa animal (como el sebo) o el aceite vegetal (como el aceite de ricino, de oliva o de coco). En nuestra web, solo incluimos los segundos:

El jabón supuestamente tomó su nombre del Monte Sapo en Roma. La palabra sapo, que en latín significa jabón, apareció por primera vez en Historia Naturalis de Plinio el Viejo. El primer jabón fue hecho por los babilonios alrededor del año 2800 a.C. Las primeras referencias a la fabricación de jabón fueron para el uso de jabón en la industria textil y medicinal.

Historia del jabón

Debido a que nuestra piel es bombardeada diariamente con influencias extrañas como el sol abrasador, los vientos secos, el frío abrasador, las bacterias y la suciedad, nuestros ancestros lejanos aprendieron rápidamente que la preservación de la salud de la piel es una forma de lograr una vida mejor y más larga.

A medida que nuestra civilización evolucionó lentamente de la Edad de Piedra a los tiempos modernos, los avances en la tecnología, la química y la medicina permitieron el surgimiento del jabón: una herramienta de limpieza multipropósito de la piel, la ropa y el área en la que vivimos. Creados a partir de la innumerable variedad de ingredientes, todos los jabones tienen dos componentes principales: aceites o grasas animales y una solución alcalina que permite el proceso de saponificación.

Durante los últimos milenios, el proceso de creación del jabón ha recibido numerosas mejoras y retoques, principalmente mediante la adición de aditivos naturales de color y olor, pero en los tiempos modernos también muchas nuevas sustancias industriales que aumentan el rendimiento del jabón en la limpieza y la lubricación.

La existencia del primer material parecido al jabón que se puede probar en excavaciones arqueológicas de Babilonia antigua de 4.800 años de antigüedad, pero los científicos especulan que ese material consistente en grasas animales hervidas y cenizas se utilizaba como gel para el cabello.

Un relato más detallado del uso del jabón proviene del Antiguo Egipto, de 3.500 años de antigüedad, donde los jabones y los aceites aromáticos no sólo se utilizaban para lavar, sino también como cura médica importante para muchas enfermedades de la piel y los músculos.

La tradición de usar jabones continuó viviendo en la civilización romana, donde varios libros de instrucciones de medicina declaraban claramente que el uso de jabón es beneficioso para la salud y para una larga vida. Lamentablemente, después de la caída de la tradición de la civilización romana, se abandonó la higiene personal, la vivienda y la alimentación (excepto en Asia, donde la higiene siguió siendo respetada y aplicada por la tradición). Esto permitió la propagación de muchas enfermedades mortales en toda Europa y redujo la duración media de la vida humana a sólo 35 años.

Los beneficios del jabón finalmente lograron atraer a una amplia población europea en el siglo XVII, y desde entonces la tradición de mantener una alta higiene personal experimentó un crecimiento constante.

Los avances en la tecnología y la ciencia permitieron que los jabones fueran más útiles en la limpieza y recibieron muchos más usos medicinales con el paso del tiempo. Lamentablemente, la introducción de jabones y detergentes muy industrializados y producidos en masa trajo muchas sustancias insalubres a los jabones, que tenían el potencial de causar irritación de la piel y otros efectos dañinos en el cuerpo humano.

A medida que la era de los productos naturales y respetuosos con el medio ambiente se extiende por todo el mundo, muchos fabricantes internacionales de jabones sólidos y líquidos intentan cambiar su producción en una dirección que satisfaga a todos los clientes modernos que demandan productos seguros, biodegradables y baratos.

Con su uso médico beneficioso, la capacidad de limpiar nuestra ropa y desinfectar nuestro entorno de bacterias y suciedad dañinas, los jabones siguen siendo una de las herramientas de higiene más útiles y fundamentales que la humanidad ha creado.

Diferentes tipos de jabón

Hay muchos tipos de jabones, dependiendo del uso. Hay tanto duros como blandos y todo tipo de dureza intermedia. La dureza del jabón se logra a menudo mediante la adición de agentes endurecedores, por lo que muchos jabones naturales tienden a ser más suaves.

Jabones de cocina

Además, se clasifican en dos categorías: limpiadores y detergentes.

Limpiadores

Los limpiadores a menudo se fabrican con abrasivos suaves y están formulados para eliminar el aceite pesado o las partículas sólidas y las manchas difíciles de eliminar. Los limpiadores vienen en muchos tipos diferentes dependiendo del tipo de abrasivos que contienen.

Detergentes

Los detergentes para vajilla se fabrican para eliminar la grasa resistente y liberar las partículas sólidas de suciedad en la espuma producida por el detergente. Existen dos tipos de detergentes para vajilla: detergentes para lavavajillas y detergentes para lavavajillas a mano.

Jabones de lavandería

Los jabones de lavandería están formulados para eliminar la grasa, las partículas sólidas y los compuestos orgánicos de la ropa. Se pueden encontrar en forma líquida, en polvo y en gel.

Jabones de limpieza

Los jabones de limpieza tienen diferentes formulaciones para limpiar la grasa y la suciedad. La diferencia entre los limpiadores y los jabones de limpieza es que los jabones de limpieza no contienen abrasivos fuertes.

Jabones personales

Este tipo de jabón se fabrica en muchas formas y formulaciones especiales para necesidades específicas de higiene personal. Un tipo de jabón personal es el jabón antibacteriano que se fabrica para evitar la propagación de bacterias y virus. También hay jabones para el cuerpo y el cabello que tienen una mezcla de ingredientes que limpian tanto la piel como el cabello.

Jabones innovadores

Los nuevos jabones se fabrican especialmente para los niños e incluyen los jabones en las formas de varios artículos, como un patito de goma o un jabón con cuerda. No sólo están hechos para limpiar la suciedad y las manchas, sino también para divertirse y disfrutar.

Jabones perfumados

Los jabones perfumados se producen añadiendo algunos ingredientes adicionales y perfume.

Jabones para invitados

Los jabones para invitados son jabones en miniatura que se fabrican y moldean en formas atractivas y que están diseñados básicamente para el uso de los huéspedes, ya sea en el baño principal o en el cuarto de baño de invitados independiente. Las formas populares y de uso común son las flores, conchas de mar y redondos.

Jabones de belleza

Los jabones de belleza se producen con atractivas fragancias e ingredientes para una variedad de tipos de piel. Pueden contener glicerina o mezclas especiales de aceites.

Jabones medicinales

Los jabones medicinales y el jabón original son muy similares. A diferencia del jabón original, el jabón medicinal tiene la adición de antisépticos y desinfectantes.

Jabones de glicerina

La glicerina se produce normalmente durante el proceso de producción de jabón. Los jabones que contienen glicerina tienden a humedecer la piel.

Jabón transparente

El jabón transparente utiliza ingredientes ligeramente diferentes y generalmente alguna forma de alcohol para alterar el proceso, que también se lleva a cabo a temperaturas más altas. No todos los jabones transparentes son de glicerina.

Jabones líquidos

Los jabones líquidos son en realidad muy difíciles de producir y muchos de los jabones líquidos comerciales son sólo de hecho detergentes.

Datos y hechos interesantes del jabón

La gente ha usado jabón durante siglos y continúa siendo ampliamente utilizado como agente de limpieza, antiséptico suave y antídoto ingerible para algunas formas de envenenamiento. El jabón puede ser producido por un proceso simple llamado saponificación que tiene lugar cuando un ácido graso entra en contacto con un álcali.

Cuando las grasas o aceites, que contienen ácidos grasos, se combinan con un álcali fuerte, el álcali primero divide las grasas o aceites en ácidos grasos y glicerina. Después de esto, la parte de sodio o potasio del álcali se une con la parte de ácidos grasos de la grasa o aceites. Esta mezcla se llama jabón o sal de potasio o sodio de los ácidos grasos. Por lo tanto, el jabón es un agente de limpieza creado por la combinación de grasas y aceites con una base alcalina.

La primera evidencia registrada de la fabricación de jabón, como materiales, se remonta a alrededor del año 2800 a.C. en la antigua Babilonia.

El papiro de Ebers (Egipto, 1550 AC) revela que los antiguos egipcios se bañaban regularmente y usaban la combinación de aceites animales y vegetales con sal alcalina para producir una sustancia similar al jabón.

Los fenicios combinaban sebo de cabra y ceniza de madera para hacer jabón. Los celtas también producían jabón. El jabón era muy popular en todo el Imperio Romano, y se usaba principalmente como medicina para las enfermedades de la piel. El propósito del jabón como limpiador apareció en el siglo II d.C. En el siglo ocho, el jabón era común en Francia, Italia y España, pero el resto de Europa raramente lo usó hasta el siglo XVII.

La producción de jabón comenzó en Inglaterra a finales del siglo XII. Los fabricantes de jabón tenían que pagar un impuesto muy alto por todo el jabón que fabricaban. Debido a los elevados impuestos, el jabón era muy caro, y se volvió de uso común en Inglaterra después de que el impuesto fuera derogado en 1853. En el siglo XIX, el jabón estaba disponible y era popular en toda Europa.

Los primeros fabricantes de jabón simplemente hervían una mezcla de ceniza de madera y grasa animal. Una sustancia de espuma que se formó en la parte superior de la olla, cuando se enfría, se endureció y se convirtió en jabón.

Hacia 1790, el químico francés Nicolas Leblanc patentó un método de fabricación de lejía a partir de una sal común, sustituyendo la ceniza de madera como elemento de jabón. Otro químico francés, Eugene-Michel Chevreul, la química detrás de la relación de la glicerina y los ácidos grasos y puso el proceso de formación de jabón (llamado en inglés saponificación) en términos químicos concretos en 1823.

A finales del siglo XIX, el jabón se fabricaba con procesos industriales, aunque la gente de las zonas rurales seguía produciendo jabón en casa. Para 1890 se ofrecían muchos tipos diferentes de jabón, siendo las cinco compañías principales, Colgate, Morse Taylor, Albert, Pears y Bailey.

En 1933, Procter and Gamble introdujo el primer detergente sintético para el hogar, y en 1947 Tide inventó el primer producto para lavar ropa de alta resistencia sin jabón. Ahora en el siglo XXI, la mayoría de las pastillas de jabón que se encuentran en el supermercado son en realidad detergentes sintéticos. Afortunadamente, ha habido un renacimiento de la fabricación de jabón por el proceso anticuado.

Puntúa esta página